Mario Quesada, coordinador de derechos humanos de la universidad, dijo que los dos individuos, que no habían sido vistos en el marco de la manifestación, llevaron los explosivos hasta una de las canecas de la universidad. 

Esta, según detalló, “estaba prendida” y era utilizada por la gente para resguardarse de los gases lanzados por el Esmad.

Quesada agregó que las dos personas, que metieron el paquete, les pidieron a los manifestantes que estaban cerca que se retiraran “porque esto va a explotar”.

Según informó Noticias Caracol, los estudiantes dicen tener material probatorio para enfrentar a la justicia y poder esclarecer los hechos en los que 3 manifestantes resultaron heridos de gravedad.