Pese a las medidas de aislamiento obligatorio decretadas por el Gobierno y la Alcaldía de Bogotá para evitar la propagación del coronavirus, entre las que se encuentra la prohibición de eventos masivos en todo el país, el exconcejal hizo un llamado desde su cuenta en Twitter al presidente Duque, el Distrito y varios representantes de las iglesias del país, a reabrir los recintos bajo protocolos de “bioseguridad”.

Los comentarios en contra del autoproclamado “concejal de la familia” no se hicieron esperar; de hecho, varios usuarios en redes sociales, a pesar de compartir los ideales cristianos de Ramírez, enfatizaron que no están de acuerdo con la propuesta y le pidieron prudencia y coherencia.

“Muy desacertado su comentario, soy cristiano y estoy en total desacuerdo con usted. Creo que por sometimiento a la autoridad y por sabiduría, debemos entender que se cerrarán las puertas de las iglesias por años, pero se abrirán las puertas de miles de corazones”, indicó uno de los usuarios en la red social.

Otras personas, aparte de señalar que la propuesta del “pastor” es una locura, manifestaron que posiblemente el afán de Ramírez por abrir las iglesias obedezca más a un motivo económico y “no evangelizador”.

“Pero el señor está desesperado porque abran las iglesias, está preocupado por el diezmo. La ambición al dinero vale más que la vida. Todo lo contrario a lo que pretende hacer ver con su ideología”, comentó otra persona en Twitter.

Estos son otros de los comentarios a la propuesta del exconcejal: