De acuerdo con las autoridades locales, solo quedan 10 metros cuadrados de vía para que el Río Magdalena inunde más de 300 mil hectáreas (dedicadas al cultivo y cría de ganado), indicó el diario El Heraldo.

El impreso barranquillero, adicionalmente, señaló que 6 poblaciones cercanas a esta zona también se verían gravemente afectadas con el desbordamiento de estas aguas, que parece cada vez más próximo.

La Gestión del Riesgo declaró este domingo en sesión permanente la alerta roja, mientras que Carlos Mario de la Cruz, personero de Salamina, aconsejó evacuar a todas las personas que viven en esos territorios, agregó el rotativo.

El gobernador del Magdalena, Carlos Caicedo Omar, por su parte, manifestó en este mismo medio que por el momento la solución más viable es correr la carretera y drenar el agua desde una pequeña isla, que se encuentra al frente del lugar del incidente.

“Necesitamos que las intervenciones que hagamos sean con toda la información disponible, para no cometer errores”, puntualizó el mandatario local en El Heraldo.

Desde el año pasado, Luis Ramón Orozco, alcalde de Salamina, denunció que la situación en ese punto de la carretera era crítico, pero el Gobierno Departamental y Nacional no le prestaron atención, concluyó el impreso.