De acuerdo con Noticias RCN, la Fiscalía envió a prisión a los delincuentes, que solían hacer sus hurtos en las estaciones de la Avenida Jiménez y Ricaurte.

Los integrantes de la banda enfrentan los cargos de hurto agravado y calificado, que no aceptaron.

“Tenían en su poder 20 teléfonos” en el momento de la captura, detalló el informativo.