A pesar de que el operativo empieza en la noche, ya se han presentado casos de irresponsables que quieren irse a pasear de puente y que, por supuesto, no tienen los permisos especiales para salir de la ciudad, informó Noticias Uno. 

En este momento ya llevamos más de 70 órdenes de comparendos a infractores que han intentado evadir la restricción”, detalló a ese medio el coronel Gustavo Blanco, comandante operativo de la Policía de Tránsito de Bogotá.

Para controlar a los infractores, se pondrán 330 puestos de control y se asignarán cerca de 4.500 policías en los 116 municipios de Cundinamarca, indicó ese noticiero. 

La medida tempranera busca evitar lo ocurrido el pasado fin de semana festivo del 7 de agosto. Durante esos tres días se desplazaron 176.782 vehículos por todo el departamento, se impusieron 485 comparendos y se inmovilizaron 457 carros, según la Gobernación de Cundinamarca. 

Estamos frente al puente festivo de mayor número de comparendos en Cundinamarca”, destacó en ese momento el gobernador Nicolás García, al tiempo que dijo que en ese lapso fueron devueltos más de 700 vehículos en los peajes del departamento. 

La preocupación de las autoridades es entendible, ya que el más reciente informe del Ministerio de Salud (12 de agosto) señala que Cundinamarca cuenta con 13.031 de los 422.519 casos confirmados de coronavirus en el país.