Hacia las 3:00 de la madrugada, y en menos de 20 minutos, los fuertes aguaceros formaron ríos en unas ocho viviendas del barrio Gaitán, en el norte de Fusagasugá, informaron habitantes a Pulzo.

A la emergencia por la pandemia se sumó este suceso natural que obligó a los residentes a salir de sus viviendas — en pleno toque de queda— sin ninguna clase de protección, pues le huían al agua y protegían a los menores, agregaron.

En los videos se aprecia que la corriente del agua avanza y arrastra electrodomésticos, muebles y otros elementos que encuentra a su paso, mientras los habitantes desalojan las residencias por el temor a las inundaciones.

De acuerdo con la declaración de los afectados consultados por Pulzo, esta es una problemática que viene de varios años atrás y de la que ninguna administración se ha querido encargar, aseguró José Mora.

De hecho, los mismos damnificados relatan que todo sucede por cuenta de una quebrada que se rebosa y que no tiene la capacidad para albergar el agua cuando llueve muy fuerte, indicó Heidy Agredo a este medio.

Incluso, Andrea Vera señaló que todas las administraciones anteriores han prometido canalizar, pero hasta la fecha eso no ha ocurrido.

“Lo único que hemos tenido son pérdidas. Siempre el agua se lleva lo poco que conseguimos”, afirmó la ciudadana.

Finalmente, estas personas denuncian demoras en la atención por parte de los organismos de emergencias y piden a la actual Alcaldía que se apropie de la situación, más en estos momentos de cuarentena.

Aquí algunas imágenes de lo sucedido en la madrugada de este sábado en Fusagasugá: