Durante la ceremonia de ascensos de la Policía, en Bogotá, el jefe de Estado dijo que era el momento de rendirle un homenaje a Guillermo Botero porque, según él, le ha dado una lección de vida.

“Después de una larga trayectoria como empresario, y de décadas como dirigente gremial, lo invité para que le sirviera a Colombia, no lo dudó un solo momento y asumió ese cargo con tanta voluntad y con tanto patriotismo que se fue ganando el respeto y el cariño”, sostuvo Duque, citado por Canal Capital.

Según el presidente, el exministro Botero no solo se ganó el cariño de la cúpula militar, sino también de los miembros de las instituciones.

También le dirigió unas palabras para exaltar la virtud de patriotismo que, insistió, tiene el exfuncionario.

“Hoy le expresamos nuestra gratitud, que siempre reconoceremos en él la virtud del patriota, del que está dispuesto a dejar la zona de confort y la placidez para entregarle su servicio a un país que, como lo dice ese canto a la bandera, siempre clama tener libertad”, exaltó el presidente.

En ese mismo evento, Duque se refirió al bombardeo en el que murieron al menos 8 menores de edad hace varias semanas y fue tajante al decir que el terrorismo se empeñó a usar a los niños en la guerra.

“(…) el reclutamiento que hacen muchos grupos terroristas para que sean los menores que les sirvan de escudos humanos a las pretensiones de los más vulgares cabecillas. No hay peor corrupción que la de creer que la vida humana puede ser aniquilada so pretexto de banderas amañadas”, sentenció el mandatario.