Los señalados son Rubén Contreras Noriega, Fredy García Baena y César Mancipe Manotas, directivos de Vinos y Aperitivos de La Costa, Licores y Aperitivos del Caribe, y Distribuciones y Representaciones MMG, respectivamente, informó El Tiempo.

Agentes de la Sijín de Barranquilla iniciaron las investigaciones contra los mencionados, cuando un informante les advirtió que se estaba comercializando licor adulterado en bares de la capital de Atlántico y del municipio de Soledad, desde 2017,  por lo que se hicieron los respectivos operativos en los que se incautaron cerca de 8.000 botellas de licor con inconsistencia, de acuerdo con el diario.

El Invima y la Secretaría de Salud de Barranquilla hicieron estudios fisicoquímicos que confirmaron las irregularidades, dice el rotativo. La profundización de las indagaciones llevaron a las autoridades a descubrir que esas bebidas fueron adquiridas por los comerciantes, directamente con las empresas fabricantes.

Los directivos trataron de sobornar con más de 11 millones de pesos a un agente encubierto para desviar la investigación del caso, según dijo el director de la Dijín, general Ricardo Londoño, al diario.

Los capturados fueron judicializados por evasión fiscal, corrupción de alimentos, usurpación de derechos de propiedad industrial, cohecho y concierto para delinquir, asegura el medio. Ninguno aceptó los cargos.