El general Diego Rosero, comandante de la Policía de Barranquilla, afirmó en El Heraldo que el narcotraficante Libardo De Jesús Parra González (alias ‘el Flaco’ o ‘Guajiro’) se encontraba en el supermercado Olímpica de la calle 82 con carrera 53, en el norte de la ciudad, con varios integrantes de la familia que tenían una arma en un bolso, al parecer, de la esposa.

Parra González, de acuerdo con las autoridades, fue seguido por los sicarios hasta el supermercado donde simularon que iban a hacer compras. Lo persiguieron por mucho tiempo hasta que, dijo el general al medio, se cansaron y decidieron atacarlo cuando él estaba pagando el mercado.

En ese ataque también quedó herida la cajera Katherine Martínez, que posteriormente falleció.

Cuando el narco fue asesinado —frente de su hija, su yerno, su esposa y su hija— el hijo de este sacó el arma que estaba en el bolso y persiguió a los sicarios, indicó el comandante de la Policía al medio.

“Después de unos instantes, cuando se le está prestando el auxilio, una de las señoras que lo acompañaba abre un bolso, el hijo mete la mano ahí, saca un arma de fuego y sale en persecución del sicario”, reveló.

La Policía no sabe si el joven alcanzó a disparar y si hirió a alguno de los que participaron en el atentado.

Por ahora, las autoridades revisan las cámaras de seguridad del Olímpica y del sector de Barranquilla para dar con los asesinos del narco y de la cajera, que nada tenía que ver.

¿Por qué mataron al narco alias ‘el Flaco’ o ‘Guajiro’?

Sobre las razones por las que Parra González fue asesinado, las autoridades dijeron en El Heraldo que tienen dos hipótesis:

  • La primera tiene que ver con  posibles cuentas del pasado que delincuentes le quisieron cobrar, teniendo en cuenta que alias ‘el Flaco’ perteneció a la estructura criminal denominada el cartel de la Costa.
  • La segunda, explicó el general en el diario, está relacionada con unas “actividades ilegales” que estaría cometiendo en La Guajira y en Magdalena.

Caracol Radio agregó que el asesinado en el Olímpica del norte de Barranquilla era cuñado de un exparamilitar de la Sierra Nevada.

Hace unos meses, dijo la emisora, la esposa de alias ‘el Flaco’ fue acusada por el gobernador del Magdalena, Carlos Caicedo, de quererlo matar.

De acuerdo con la Policía de Barranquilla, la familia se mostró reacia a dar declaraciones sobre el atentado.