La versión de la desaparición la confirmó Proclama del Cauca, este jueves, y los identificó como Óscar Eduardo Fajardo Muelas, de aproximados 31 años; y Daniel Quiñónez Orobio, de unos 45.

El medio regional dice que los dos profesionales trabajaban para la compañía de servicios en telecomunicaciones Inred S.A.S., y que Fajardo fungía como técnico en los proyectos y Quiñónez, como interventor.

“Le tocó hacer ruta entre Popayán, Belalcázar, El Conejo, Inzá y debía llegar a Páez”, dijo en Noticias Caracol Daniel Quiñónez, padre de uno de los desaparecidos, y anunció que al no tener información de su ser querido se vio obligado a denunciar el caso ante Fiscalía.

El hombre contó en el noticiero que su hijo es un ingeniero industrial oriundo de Cali, que llevaba poco más de un año en la empresa y que en la semana que duró en Cauca no expresó temor por su seguridad.

En cuanto a Fajardo, nacido en Morales (Cauca), el padre aseguró en el noticiero que “es el técnico en la labor de trabajo” y que la familia está angustiada por no tener información de su ubicación.

La empresa para la que laboran estas dos personas emitió un comunicado para, según Caracol, pedirles a las comunidades indígenas que ayuden en su búsqueda.

Por el momento, se espera un pronunciamiento oficial de las autoridades competentes para establecer si se trata de un secuestro.