Esa fue la información que presentó el alcalde de Mocoa, José Antonio Castro, que también aseguró que no se presenta represamiento en el río, pero “no se puede garantizar que no vaya a pasar una catástrofe”, teniendo en cuenta el aumento de las lluvias en los próximos días, citó Blu Radio.

“Es impredecible. Nosotros no podemos garantizar que no vaya a pasar de nuevo una catástrofe como la que ya tuvimos porque la alta montaña son suelos nuevos”, aseguró Castro.

Por su parte, el gerente de la empresa Aguas Mocoa, que presta el servicio de agua potable a los habitantes, confirmó que el río Mulato sobrepasa las 7.000 unidades de turbiedad, y eso dificulta el tratamiento del agua para poder prestar el servicio, informó Blu.

El artículo continúa abajo

Por ahora, se distribuye agua en carrotanques en las calles del municipio, aunque muchas personas, dice la emisora, han optado por ir a los ríos Rumiyaco y Mocoa para bañarse, lavar la ropa y hasta la loza.

Las autoridades de Mocoa pidieron al Gobierno que les colabore con 5.000 millones de pesos para instalar una tubería desde el río Dorado, para poder resolver la situación de la población, dice Blu.