Los invitados al programa de Vicky en La W fueron Olmes Ortiz y Juan Carlos Patiño, que reconocieron que fuman marihuana en su entorno familiar y delante de sus hijos para no “esconderles” la realidad.

Yo llevé a la psiquiatra a mi hija de 8 años, y lo primero que me dijo la psiquiatra fue: ‘usted no se puede esconder de su hija. Tiene que hacerlo de frente’. Y me ha salido lo mejor […] es una psiquiatra importante y de las mejores doctoras de Medellín. Es para que la hija mía después de mayor de edad sepa, y ella sabe desde niña que me gusta la droga. Hoy, es una profesional y no le gusta nada”, dijo Patiño en la entrevista.

Olmes, por su parte, dijo que él también ha fumado delante de sus hijos, y lanzó una comparación con quienes consumen licor.

“Ahora, yo les digo. No le escondemos el whisky al niño porque él sabe que el señor vende cerveza allá. Eso no es escondiéndoles las cosas, porque cuando usted les esconde entonces crea curiosidad aberrante… mis hijos también me han visto fumar marihuana y ninguno de ellos consume. Pasa diferente con mis hermanos que ninguno consume drogas, y los hijos son más marihuaneros. Todos (dicen): ‘Tío, entonces qué, ¿lo vamos a pegar?”, contó el hombre.

Los relatos de estos dos hombres provocaron la reacción de la periodista, que les pegó vaciada al considerar que ese no es buen ejemplo para unos niños.

“Perdonen que me meta, no tengo derecho pero una cosa es esconderles y otra, fumar encima de la niña. Les puedo decir algo: Soy respetuosa de ustedes, pero eso no es un bonito ejemplo. Yo aquí saco mi ‘Godofredo Cínico Caspa’ que habita en mí, y les digo que ese no es ejemplo para los hijos, y que dicha que los niños jamás consuman drogas”, destacó Dávila.

Los dos hombres le dieron toda la razón a la periodista, pero refutaron su argumento alegando que “ahora están haciendo un convenio entre gobernadores de Medellín y del Valle, para hablar de licores y vender más”.

En la entrevista también se habló de si el haber fumado marihuana en vía pública en medio de la marcha del fin de semana, y consumido todo tipo de drogas, era una infracción al Código de Policía, pese a que los organizadores del evento contaban con el permiso de la Alcaldía de Medellín.

Varias personas también denunciaron en la emisora que había “muchos menores de edad consumiendo drogas” ese día en la calle, y lamentaron que  a la Policía le tocara vigilar este tipo de espectáculos.

Estas son algunas imágenes que dejó la marcha.

Esta es la entrevista completa de La W (hablan de fumar delante de sus hijos a partir del minuto 39):