La exsenadora expresó a través de esa emisora que se sentía “desconcertada” por las afirmaciones que habría hecho el senador en 2008 a diplomáticos de Estados Unidos y que el periodista reveló en una explosiva columna en la revista Semana titulada ‘PetroLeaks’.

El nombre de Piedad Córdoba fue mencionado entre un grupo de legisladores colombianos que supuestamente “mantenían vínculos inapropiados con las Farc”, indicó Coronell.

No entiendo cuál fue la intención de él (Gustavo Petro) de perjudicarme terriblemente con sus afirmaciones”, manifestó Córdoba a esa emisora, sobre el entendido de que el antiguo senador del Polo la había involucrado en una denuncia por presuntos nexos con la desmovilizada guerrilla de las Farc.

Sin embargo, el columnista aclaró hace unas horas que el cable de la embajada de Estados Unidos no decía, en ninguno de sus apartes, que Petro la hubiera mencionado con nombre propio, sino exclusivamente a “sus copartidarios y rivales en una elección interna, Wilson Borja y Gloría Ramírez”.

No me he retractado de nada […] Hice una precisión por una publicación de otro medio (Blu Radio)”, sostuvo Daniel Coronell en Twitter, en donde respondió a innumerables ataques de seguidores del senador de la Colombia Humana,

No obstante, Gustavo Petro desmintió tal afirmación y agregó que Borja y Ramírez eran sus “aliados” y que sus verdaderos rivales en el Polo eran los hermanos Samuel e Iván Moreno Rojas, quienes resultaron involucrados en sendos casos de corrupción en Bogotá.

Después de eso, la discusión se trasladó a aclarar si el mencionado cable de la embajada, que hace parte de los miles de documentos filtrados por WikiLeaks, se basó exclusivamente en declaraciones de prensa o también se afincó en un presunto diálogo que sostuvo el senador Gustavo Petro con diplomáticos estadounidenses en mayo de 2008, entre ellos el entonces embajador William Brownfield.