Las cavilaciones sobre el periodismo y los medios de comunicación las expuso Daniel Coronell en Pulzo, en una conversación que también ató ese tema al de la política nacional (habló de Gustavo Petro), la forma como se atiende la pandemia por el coronavirus y la manera como se presenta a la opinión pública.

Se refirió, para empezar, a la responsabilidad que le cabe al Gobierno por armar (producir) prácticamente un espectáculo en torno a la llegada de las primeras vacunas y a la jornada de inoculación. A partir de ahí, hizo comentarios que simplemente ponen a pensar, incluso su actitud conciliadora con Vicky Dávila.

1. “La responsabilidad mayor recae en el Gobierno, porque el Gobierno tiene que orientar sus acciones en función del servicio a la comunidad y no a la autodifusión de supuestas ejecutorias, que, además, son ejecutorias modestas”.

2. “También cabe responsabilidad en los medios de comunicación. Nosotros debemos tener una visión crítica frente al poder, y eso lamentablemente no está sucediendo con la frecuencia ni con la fuerza que se necesita.

3. “Estamos muy frecuentemente llegando a convertirnos simplemente en correa de transmisión de la propaganda oficial y a ejercer poco una visión crítica sobre la ejecutoria de quienes tienen poder, de quienes manejan los recursos públicos y de quienes toman decisiones que afectan a los ciudadanos. Ese es un reclamo que también hay que hacerles a los medios de comunicación”.

4. “No debía ser únicamente la posibilidad de que le presidente se tome la foto con el avión detrás, la bandera, el encuadre… Ese no es el asunto. El tema aquí era mostrar que era un primer paso en la dirección correcta, y quizá lo que más convendría es que el presidente dijera: ‘Es un pequeño paso, pero ya vamos en la dirección correcta’”.

5. “En lugar de eso, lo presentaron como si fuera la llegada masiva de las vacunas, como si fueran los ríos de leche y miel… Mientras pensaban en el encuadre, en la iluminación, en la forma de mostrar la foto y el video, se olvidaron de que existía el departamento del Amazonas, uno de los más afectados. ¡No lo tuvieron en la lista! Desde luego, fue un error que después enmendaron, pero que muestra el grado de improvisación en el campo de la salud pública versus la sobreproducción en el campo de la propaganda”.

6.En Colombia, en los últimos tiempos, se ha desdibujado un poco el norte del periodismo. El periodismo, por fuerza, tiene que ser contrapoder, lo cual significa ejercer escrutinio sobre los poderosos, y para ejercer ese escrutinio es necesario que nosotros hagamos información desde la perspectiva del gobernado y no del gobernante”.

7. “A mí me causa inquietud que los medios frecuentemente se están volviendo voceros oficiosos del Gobierno, y que se repite como si fuéramos cotorras la identificación de información oficial con verdad. Resulta que información oficial debería ser un apellido para que nosotros abriéramos nuestros ojos y manifestáramos nuestras dudas”.

8.El primer deber del periodismo es el escepticismo, y más el escepticismo frente a las fuentes oficiales. ¿Por qué están llegando solo estas vacunas? ¿Cuándo van a llegar las demás? ¿Cuál es el plan? Son preguntas que uno echa de menos”.

9. “Tenemos un presidente que decidió suprimir su contacto con la prensa y remplazarlo por su propio programa de televisión, en donde él se pregunta a sí mismo lo que le conviene y se contesta lo que le conviene, y deja de contestar muchísimos temas que son de primer interés público. Eso no es algo con lo que los medios puedan acomodarse pacíficamente sin levantar su voz sin tratar de hacer las preguntas”.

10. “Nuestro trabajo como reporteros, primero que cualquier otra cosa, es hacerle preguntas difíciles al poder”.

11.Ese modelo está remplazando al periodismo. Esa mediación crítica que existía entre la ciudadanía y la fuente (léase el poder) está siendo eliminada en virtud de remplazar con propaganda lo que debía ser información crítica. Entonces, yo soy el comandante del Ejército y ya no me siento obligado a contestar preguntas, sino que activo una comunicación de Zoom, digo lo que quiero y sin que nadie me pregunte, termino, y la única versión posible es la mía”.

12. “Pero algo peor: en los medios se retoma eso sin contextualización, sin análisis crítico, sin agregarle nada de inteligencia. Nosotros no podemos comprar huevos para vender huevos. Nosotros estamos obligados como periodistas a contrastar información, a contextualizar, a investigar, y no simplemente a decir: ‘El señor comandante del Ejército dijo A, B, C”.

13. “No. Él puede decir A, B o C, pero hay toda una realidad que hay que mostrar para contextualizar eso y para hacerlo de manera crítica. Y si ellos no están aceptando preguntas, nosotros debemos advertir: esto es una comunicación en donde no se admitieron preguntas. Eso no puede ser aceptado sin chistar por parte de los periodistas y de los medios”.

14. “La ciudadanía en general y los medios y los periodistas en particular deben estar vigilantes sobre la despolitización del acceso a la salud. El hecho de permitirlo es permitir un uso criminal de una herramienta de vida. Nosotros no podemos permitir ningún tipo de corrupción, y esa sería una corrupción de marca mayor”.

15. “Lo más importante es que los medios entiendan algo que en Colombia parece ciencia ficción, pero que en el mundo desarrollado es ya una realidad consolidada, y es que debe existir una separación total entre los intereses corporativos y la línea editorial de un medio. Yo no puedo titular como le gusta al dueño del medio, sino como le sirve a la gente. Eso es parte para la supervivencia necesaria de los medios”.

16.Los medios son serios en la medida en que tengan temarios periodísticos que no estén marcados por la agenda de los dueños ni de los grupos de poder. Que sean contrapoder”.

17.Yo tenía un profesor que decía que uno conoce a un buen reportero si tiene las suelas de los zapatos gastadas, si ha caminado calles para buscar la historia. Eso sigue estando vigente. Pienso que los mejores periodistas son los que han puesto el pecho a la enfermedad”.

18.El periodismo es un oficio esencial y los reporteros tenemos que estar poniéndole el pecho a esto. Jugarse la vida es ir a cubrir el coronavirus. Ir a buscar la historia que le sirve a la gente”.