La decisión de la Corte Suprema de Justicia se dio el pasado 3 de febrero, pero fue hasta este viernes cuando el alto tribunal hizo público el caso, y dijo que el “campesino fue condenado por un crimen que no cometió” y que fue ejecutado por un grupo paramilitar.

“Me siento alegre de regresar a mi casa otra vez con vida, porque es muy duro para mí. Yo creo en la justicia”, comentó Vertel Urango, y dijo que fue una confusión porque el paramilitar se llama igual que él.

“Verificaron cédulas y me dijeron que tenía orden de captura, que estaba condenado como reo ausente”, explicó el campesino, según video que publicó la Corte.

El abogado del campesino pidió un recurso de revisión y la Corte encontró que el nombre de Vertel “era el mismo de un paramilitar conocido con el alias de ‘El compadre’”, y por eso le dio la razón al acusado.

Campesino condenado por masacre que no cometió llora al recordar muerte de su madre

Noticias Caracol buscó al hombre en la casa de su familia, en Valencia (Córdoba), allí explicó que la confusión se dio porque el delincuente señalado de ejecutar la masacre se llama Luis Felipe Bertel, pero con la letra V al inicio del apellido.

El hombre inocente no pudo contener el llanto al recordar la noticia de la muerte de su madre, y dijo que fue un dolor profundo ya que estaba preso y no pudo despedirse de ella.

“Fue una cosa tremenda para mí. Saber que mi mamá se murió y no la pude ver. Me dio duro, duro, y los compañeros empezaron a darme consejos”, comentó.

Vertel dijo que fue gracias al exjefe paramilitar Jesús Ignacio Roldán Pérez, alias ‘Monoleche’, que la justicia le prestó atención a su caso, ya que el subversivo confesó que el campesino no tuvo nada que ver en la masacre de la familia Padilla.

Estas son las declaraciones que dio el hoy liberado en entrevista con Noticias Caracol.