La salvaje agresión contra José Rodríguez ocurrió el miércoles pasado en la calle 70 con carrera primera, en el norte de Cali, y la alcanzó a registrar en video el activista Camilo Chará, que cruzaba por allí en su vehículo.

El hombre regresó minutos después al sitio y buscó al adulto mayor agredido, y él le contó que dos uniformados de la Policía Nacional le habían pegado.

De hecho, el habitante de calle mostró las heridas y hematomas que le quedaron en su cabeza, y aseguró que lo habían golpeado con el bolillo.

“Me pegaron durísimo. Yo vivo ahí desde hace 8 años y nunca me habían molestado. A quitarle a uno lo poco y nada que tiene, mano. Mire los chichones que me dejó”, denunció Rodríguez, que habita debajo de un puente de la ciudad.

La queja llegó hasta el general Juan Carlos Rodríguez, comandante de Policía en Cali, que anunció una investigación “con transparencia para esclarecer” la actuación de sus hombres, y explicó que todo ocurrió en medio de un “procedimiento de recuperación de espacio público”.

Policía brinda ayuda a adulto mayor golpeado en Cali

Pero el oficial decidió buscar al habitante de calle para ofrecerle excusas a nombre de la institución y para resarcir de alguna forma el daño causado, y por eso lo invitaron hasta la estación de Policía para que se bañara, se cambiara de ropa y recibiera algunos regalos que le tenían.

Luego, lo llevaron hasta un centro comercial para invitarlo a comer, y el mismo oficial difundió el video para mostrar su intento por subsanar el daño ocasionado a este hombre.

“Logramos prestarle atención humanitaria con el fin de que mejorara sus condiciones, y le recibimos su queja de manera digna […] es claro que don José tiene unas laceraciones en su cuerpo, y esto no hace parte de una política institucional. Ya hablamos con él y le ofrecimos excusas”, comentó el oficial.