Venezuela tiene una capacidad muy limitada para recibir a sus nacionales. Diariamente, permiten el ingreso de solo 200 personas por la frontera con Norte de Santander y 100 por Arauca”, explicó el funcionario, en diálogo con Radio Nacional de Colombia 

Dijo que bajo la figura de retorno voluntario los venezolanos “manifestaron el deseo de regresar a su país”, algo que consideró normal. “Es una conducta racional porque la situación de pandemia los lleva a preferir estar en su casa”, añadió, en esa frecuencia.  

También detalló que el proceso de retorno se hace conjuntamente, entre las autoridades colombianas y venezolanas, para que el flujo en la frontera sea “organizado y seguro”, apuntó en la emisora. 

Finalmente, denunció que algunas empresas de transporte se han aprovechado de la coyuntura para organizar viajes no autorizados. “A la fecha se han efectuado 15 procesos sancionatorios a empresas de este sector por haber movilizado a migrantes sin los respectivos permisos”, concluyó en esa cadena. 

Según estimaciones preliminares, se ha presentado una disminución de más del 90 % en el tránsito de personas entre Colombia y Venezuela después del cierre de las fronteras, informó, el pasado 13 de abril, Blu Radio.