La Dirección de Información, Análisis y Reacción Inmediata (DIARI) de la Contraloría General de la República informó, en un comunicado, que dos meses después de que entrara en vigencia la ley que obliga a llevar el reporte de obras inconclusas, no se ha hecho un solo informe de ese tipo. 

Esa ley (2020 del 17 de julio) obliga a las entidades estatales, entes territoriales y representantes legales de entidades u ordenadores del gasto público a reportar las obras no finalizadas en todas las regiones del país, agregó la Contraloría General de la República, en la misiva.

Según la información presentada por el organismo, en la actualidad hay más de 480 proyectos sin concluir en todo el territorio nacional, pero su reporte a la DIARI depende enteramente de los funcionarios de la Contraloría General de la República. 

“Aquellos funcionarios que no reporten y tengan en su inventario una obra inconclusa, de acuerdo al concepto de la ley, serán sancionados después de hacer una evaluación de la no justificación de registro, el cual es sumamente importante para el control fiscal”, indicó María Fernanda Rangel, directora de la DIARI, en la comunicación oficial. 

Pero la advertencia no quedará solo ahí, ya que se enviarán las observaciones a la Procuraduría. “Se compulsarán copias a la Procuraduría General de la Nación, toda vez que es un deber del funcionario público cumplir con el mandato legal”, agregó Rangel.

Este video de la Contraloría General de la República detalla el funcionamiento de la DIARI:

La Contraloría General de la República dio plazo hasta el próximo 17 de octubre para que sus funcionarios se pongan al día con el reporte de obras inconclusas en el país. Asimismo, Rangel señaló cuál es la importancia de reportar estas obras que aún no se han finalizado. 

“Las obras inconclusas son proyectos de infraestructura hospitalaria, educativa y vial en los que las entidades tienen la opción de reinvertir recursos para su culminación o puesta en funcionamiento”, apuntó la funcionaria. 

De igual forma, la Contraloría General de la República añadió que las obras no finalizadas tienen un valor aproximado de 10 billones de pesos y que de no reportarse en la DIARI, podrían pasar a ser ‘elefantes blancos’; es decir, de ser obras inconclusas llegar a ser obras muertas.