La misiva fue firmada el 17 de julio pasado por el entonces presidente del senado Lidio García y tiene el aval de 69 senadores de 7 partidos políticos; en ella, se aprueba la cooperación de la Brigada de Asistencia de Fuerza y Seguridad de Estados Unidos a tropas colombianas, informó Noticias Caracol.

Según informa la carta, enviada a la Secretaría Jurídica de la Presidencia, esos congresistas representan más de la mayoría absoluta de los integrantes de la corporación y con eso se cumple la orden del Tribunal Administrativo de Cundinamarca que suspendió las actividades de los militares estadounidenses en territorio colombiano hasta que se surtiera el debate.

Así lo explica un fragmento de la carta citado por el informativo:

“El honorable Senado de la República ha ejercido de manera satisfactoria el control político que le asiste a este cuerpo colegiado, y por tratarse de un asunto de cooperación militar no implica tránsito de tropas y no procede dar aplicación a lo señalado por el numeral 4 del artículo 173 de la Constitución Política”.

Eso significa que el Senado le está informando al Gobierno que puede seguir adelante con las actividades de asesoría y cooperación de los 53 soldados extranjeros.

Dicho tribunal también había señalado que antes de la llegada de esta brigada, Iván Duque debió consultarle al Congreso y el senador Ernesto Macías, uno de los firmantes de la carta, argumentó en el medio que eso no procede en el marco de una capacitación, como lo afirmó el Gobierno.

No obstante, el experto constitucionalista Juan Manurl Charry le dijo al medio que esa decisión no es la decisión en pleno del Senado, y que como no se surtió el proceso habitual de debate es una “manifestación informal de algunos miembros del Congreso” pero no una posición de todas las fuerzas políticas del país.