De acuerdo con Minuto 30, el sujeto viajaba en compañía de su padre y se dirigía a una cita médica porque presentaba varias dolencias en el pecho.

Las primeras versiones, recogidas por el mismo medio, indicaron que el conductor le exigió al acompañante del fallecido que bajara el cuerpo del vehículo porque tenía que cumplir con su recorrido.

Al ver que el conductor se negó a llevar el cadáver a un hospital,  los pasajeros no tuvieron otra opción que bajar el cuerpo del vehículo y lo dejaron tendido en un paradero de buses ubicado en el centro administrativo de la Alpujarra. 

Según el mismo medio, el levantamiento del cuerpo fue adelantado por una funeraria porque se trató de una muerte natural.