“La contundencia del material probatorio técnico y testimonial permitió demostrar en juicio que el procesado fue quien, entre los años 2017 y 2018, envió mensajes intimidatorios por medio de redes sociales contra las víctimas”, aseguró la directora especializada contra las violaciones a los derechos humanos de la Fiscalía, Deicy Jaramillo.

Entre marzo y abril del 2018, Ortega compartió en su cuenta de Twitter amenazas de muerte en las que hacía alusión a la falta que hacían las  Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) para “callar a la prensa”, según recordó la Fundación para la Libertad de Prensa (FLIP), que celebró la decisión del juzgado 19 Penal de Bogotá.

“‘Matador’ es un canalla, qué falta nos hace (Carlos) Castaño para callarlo”, decía uno de los mensajes contra Julio César González, caricaturista de El Tiempo. “Ojalá que viviera Carlos Castaño para que a esta mamerta resentida miliciana le enseñe a respetar o la mande a una mejor vida”, escribió en contra de la periodista, también columnista del mismo diario.

Sobre el experiodista de Semana, y cofundador de ‘Los Danieles’, dijo que era un “bobo mal nacido” que “vive insultando y cuando le dicen la verdad en esa jeta llora como una nena”, repitiendo “qué falta hacen las AUC para callar a este sapo“.

El juzgado, de primera instancia, también inhabilitó al abogado por 48 meses y le impuso una multa de 29,7 salarios mínimos, además de conceder al condenado prisión domiciliaria.

Lee También

“El juzgado consideró que las declaraciones de Ortega afectaron al gremio periodístico y a la opinión pública, pues los mensajes en Twitter fueron utilizados como una herramienta de intimidación a la prensa”, aseguró la FLIP.

La organización de prensa remarcó que la Justicia haya tenido en cuenta el “grave impacto que tienen las amenazas para el trabajo de una prensa libre en Colombia”, pero recordó que el 98 % de los casos de amenazas contra periodistas siguen sin haber sido esclarecidos.