“Uno de los venezolanos que quedó herido en esas circunstancias mortales, básicamente reconoce a dos de los tres capturados como autores materiales del asesinato de sus compatriotas”, dijo el comandante de la Policía de Antioquia, coronel Giovanny Buitrago, en rueda de prensa. “Estas personas están ya en proceso de judicialización”.

Buitrago también explicó que a 400 metros de la vivienda de ese municipio del nordeste antioqueño donde se cometió la masacre la semana pasada fueron capturados tres sospechosos de cometer el ataque, dos de los cuales fueron reconocidos por el sobreviviente.

“A estas personas se les encuentra dos revólveres, una granada de fragmentación y los celulares que eran propiedad de las personas que perdieron la vida en esa masacre”, agregó Buitrago a los periodistas.

“Adicional a eso se encuentra también un rollo de cuerda que habría sido utilizado para atar de manos a las víctimas”, añadió el oficial.

Los capturados son dos hombre de 67 y 21 años de edad, y un menor de 16 años, informó CM&.

Hasta ahora, la investigación que adelantan las autoridades ha arrojado que los asesinados no tenían antecedentes y no pertenecían a bandas criminales, pero, al parecer, el ‘Clan del Golfo’ los habría asesinado por creer que tenían vínculos con la organización delincuencial enemiga ‘Libertadores del Nordeste’.

Los muertos trabajaban en una empresa de reciclaje en Segovia, y cuando vivían en Venezuela eran estudiantes universitarios. El mayor tenía 24 años.