Los líderes wayuu, de acuerdo con El Tiempo, afirmaron que los militares del vecino país entraban al territorio a montar retenes en los que les exigían plata a los indígenas; sin embargo, al ser capturados por el pelotón Bosnia 1 del Ejército, los tres hombres afirmaron que solo estaban allí en busca de agua.

“Vamos a hablar, vamos a hablar, ¿quién es el comandante?”, indica uno de los militares venezolanos en el video mientras es tirado al piso por los miembros del Ejército colombiano, quienes los despojaron de su armamento y chalecos para hacer la respectiva captura.

Este es el video de la captura: 

Testigos manifestaron, según Infomilitar Colombia, que dos de las tres personas capturadas habrían tomado una moto de la ranchería, a la que llegaron “buscando agua”, para perseguir a un vehículo que transportaba a trabajadores de una empresa de energía que posteriormente detuvieron para requisarlos ilegalmente y maltratados.

Los tres sujetos, que fueron identificados como Darwin José Patiño, Francisco Ostier Navarro, y Luis Alberto Hernández Baptista, fueron trasladados en avión hasta Maicao y, según el diario, fueron expulsados del país en la frontera con Paraguachón por personal de Migración Colombia.

“Nos asombramos de eso. Ellos estaban tranquilos en una casa cuando llegó el Ejército porque el paisano corrió para el cuartel a denunciarlos, ahí fue cuando los capturaron. Cuando vieron que llegaron de sorpresa salieron corriendo y los agarraron”, indicó una indígena wayuu, habitante de Catilletes, La Guajira.