El hombre cancelaba la extorsión a través de giros y por sugerencia de su esposa Luz Elena Castro Bolívar que lo presionaba constantemente para que le pagara el dinero a los secuestradores y supuestamente liberaran al joven Fabián Arévalo Castro, informó la Fiscalía General de la Nación.

El artículo continúa abajo

Según la investigación, esposa e hijo de la víctima le hicieron creer al hombre que en mayo de 2015 el joven había sido secuestrado, en el municipio de Zarzal (Valle del Cauca). Para esa fecha pagó lo que le exigían los delincuentes.

Sin embargo, luego de las indagaciones las autoridades descubrieron que todo se trataba de un engaño por parte de la familia del detenido para obtener el dinero.

Pero este fin de semana, cuando Luz Elena y Maicol Fabián llegaron a la cárcel de la capital a visitar a su pariente, fueron capturados.

Madre e hijo fueron enviados ante un juez de control de garantías, que les imputó el delito de extorsión agravada y les dictó medida de aseguramiento en una cárcel, señaló el ente acusador.