Se trata de dos modelos de cajas de seguridad con motores alemanes, madera italiana y manufactura colombiana, que fueron diseñadas para guardar desde relojes de lujo hasta “los tesoros más preciados”, según una reseña publicada en la página web del producto.

La descripción de las cajas fuertes incluye una referencia al estilo de vida de la mítica ciudad italiana de Síbari –o la ciudad del lujo–, ubicada sobre el Mediterráneo, exactamente el lugar de donde Abelardo de la Espriella dice que es, aunque sea bogotano de nacimiento y de arraigo monteriano.

“Lo que pasa es que yo soy un costeño del Mediterráneo. Entonces me gustan otras vainas, la dieta mediterránea, el branzino, la spígola, la pasta…”, expresó el polémico abogado en entrevista con Juanpis González, el personaje del comediante Alejandro Riaño.

Si bien cada una de las cajas fuertes  tiene su propia ficha técnica ninguna incluye precio, aunque un sondeo en portales especializados indica que podrían estar por encima de los 2 millones de pesos.