Versiones iniciales, recogidas por Alerta Bogotá, señalan que la víctima fue asesinada con un cuchillo y, después del crimen, los ladrones lo dejaron sentado en una banca de cemento.

El fallecido quedó tan bien ubicado que, con esta acción, los delincuentes lograron despistar a los vecinos del sector y a las mismas autoridades, que no se habían dado cuenta del asesinato.

Sin embargo, el tiempo hizo lo suyo. De acuerdo con la emisora popular, los habitantes de la zona, al notar que las horas pasaban y el hombre ni se inmutaba, llamaron al CAI del sector.

Los uniformados llegaron al parque y al tocar al hombre vieron cómo el ciudadano quedó extendido, “pálido y frío”, sobre la silla.

Después del hallazgo, unidades de criminalística llegaron al parque para llevarse el cuerpo a Medicina Legal y así poder identificarlo.

Alerta Bogotá agregó que las autoridades están detrás de los ladrones que no solo robaron y mataron al hombre, sino que lo dejaron expuesto durante tanto tiempo.