La parlamentaria hizo eco del hecho en su cuenta de Twitter, donde dijo dijo que el Gobierno debe “responder por el genocidio”, pues aseguró que los ataques contra líderes sociales y defensores de derechos humanos son “planificados”.

Entre tanto, el teniente coronel Quilian Novoa, comandante operativo de la Policía en esa región, afirmó a Noticias Caracol que la víctima había interpuesto una denuncia por amenazas ante la Fiscalía y que esta fue remitida a la Unidad Nacional de Protección para que se tomaran medidas de seguridad.

“En el momento de los hechos no tenía esquema de seguridad”, subrayó Novoa, quien agregó que las autoridades desconocen a los responsables del asesinato, por lo que pidió la colaboración de la ciudadanía para esclarecer el hecho.

El Instituto Nacional de Medicina Legal divulgó el 15 de mayo un informe en el que señala que son 317 los líderes sociales asesinados en el país entre el 1 de enero de 2018 y el 30 de abril de 2019.

Precisamente, Norte de Santander es uno de los departamentos más agolpados por este fenómeno con 25 casos, por debajo del Cauca (67) y Antioquia (44).