Como indicó Noticias Caracol, estos dos centros comerciales, que no están muy lejos de Bogotá, abrirán al público los restaurantes e implementarán las medidas sanitarias estipuladas por el Ministerio de Salud. Para poder ingresar, las personas deberán descargar la aplicación ChiApp.

Centro Chía tendrá para los visitantes dispensadores de tapabocas y señalización en mesas para conservar el distanciamiento; además, también indicarán cuando una mesa está o no lista (desinfectada) para ser usada.

Con los cálculos hechos por los administradores, solo se ocuparía un 30 % de la capacidad total del lugar, lo que ayudará a reactivar su economía y prevenir el contagio de COVID-19.

Como estrategia extra para acatar las normas, Fontanar incluyó en la entrada de su plazoleta la toma de temperatura y una zona de espera para cada restaurante, pues no harán uso de los localizadores, indicó el medio.

Además de las medidas internas, la aplicación mencionada les permitirá a los encargados controlar el aforo y bioseguridad de los asistentes. En el municipio también se planea abrir autocines dentro de poco tiempo.