En una seguidilla de golpes, el expresidente Álvaro Uribe se enfocó en hacerle críticas a la alcaldesa de Bogotá, en el cierre de esta semana, usando comentarios armados con palabras simples pero directas, y cuyo propósito aún es confuso.

Este jueves, Uribe sorprendió asegurando que, si Claudia López “critica tanto” al presidente Iván Duque “y lo acusa de los reveses de Bogotá, sería lógico que […] le delegue” la administración de la capital al mandatario.

Eso levantó una polvareda que se extendió hasta este viernes por la mañana, cuando sorpresivamente el concejal de Bogotá Carlos Fernando Galán, duro crítico de la administración capitalina y de la alcaldesa López, salió en su defensa.

Hasta ahora, no había una coyuntura que justificara la crítica de Uribe a López, pues casi que desde que comenzó su gestión ella ha tenido roces con el Gobierno Nacional por las diferencias entre las dos administraciones con respecto al manejo de la pandemia del coronavirus.

Pero Galán señaló una posible razón para el primer ataque de Uribe a López, que puede encontrar asidero, por lo menos por la coincidencia en el tiempo en que ocurren ambos hechos.

Galán sostiene que la idea que lanzó Uribe “no es más que una distracción para que la gente no debata la reforma tributaria” que el ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, presentó este jueves al Congreso para su debate. Ese hecho, efectivamente, puso a discutir a todo el país.

No bien Galán había escrito esto en Twitter, Uribe lanzó su segundo embate contra la alcaldesa de Bogotá. Apelando a un uso costumbrista y muy popular, el expresidente compara a López con los “buenos trabajadores a quienes les rinde”, pero de manera negativa: “Por lo que se nota la alcaldesa de Bogotá dice trabajar mucho pero no le rinde”.

López desestimó los comentarios del exmandatario y aseguró, sin mencionar a Uribe, que está “muy ocupada trabajando, entregando tabletas, salvando vidas, protegiendo empleos”.

En esa tarea, la alcaldesa, para responder a Uribe, armó equipo con el presidente Duque. “Eso estamos haciendo, ambos, el presidente Duque y yo y todos los alcaldes. No podemos distraernos ni un minuto por globos y cortinas de humo de los políticos”.