El presidente destacó además que las vías terciarias son vitales para comunicar las zonas rurales con las nuevas carreteras de cuarta generación.

¿Uno cómo le exige a un campesino que antes cultivaba coca y que ahora produce cacao, café y yuca, si no puede sacar esos productos ante la ausencia de vías?”,

se preguntó el gobernante. “Por eso es importante complementar lo que estamos haciendo con esas vías terciarias”, puntualizó.

El jefe de Estado agregó que “la revolución de la infraestructura y de las viviendas continúa, a Colombia le están pasando cosas buenas”, tras inaugurar la segunda calzada de 12 kilómetros entre Sincelejo, la capital de Sucre, y la localidad de Sampués, en el mismo departamento.

Asimismo, Santos señaló que los colombianos estaban acostumbrados a que se realizaran obras de infraestructura mal diseñadas y planeadas, lo que implicaba enormes sobre costos y pérdidas de recursos.

Por otra parte, Santos subrayó que el país está “en plena obra” y anunció que iba a intensificar su agenda en todo el territorio para asistir a la inauguración de varias obras, contratadas por el gobierno de manera “transparente”.

Con EFE