De acuerdo con el diario local El Sol de Puebla, la explosión ocurrió, exactamente, a las 23:26 y generó un contenido moderado de ceniza, que generó una columna de esta sustancia de 1.5 kilómetros de alto.

Además, arrojó fragmentos incandescentes sobre las zonas aledañas a un km de distancia y las actividades se encuentran dentro de su rango normal, por lo que el semáforo de alerta volcánica se mantiene en Amarillo Fase 2, explica el diario mexicano.

Las autoridades piden a la población que no se acerquen al volcán por el peligro que involucra la caída de pedaos balísticos como rocas y gases tóxicos. Por ello, los pobladores deben respetar la zona de restricción de 12 kilómetros, finaliza El Sol d Puebla.