En un video, altamente compartido en redes sociales, se ve cómo un joven atraviesa una avenida cargando un televisor grande, todavía empacado en su caja.

Cuando llega a la esquina, donde hay un tumulto de gente protestando, es increpado, lo empujan y le quitan el aparato tecnológico. Ahí se da cuenta de que si hacía algún reclamo, podía ser agredido y por ello no inmutó palabra y se sorprendió al ver qué hicieron con el TV.

Tres hombres cargaron rápidamente el televisor, de pantalla plana, y lo llevaron hasta un tipo de fogata que estaba en medio de la avenida y lo tiraron ahí para que se quemara, dejándole claro al saqueador que su protesta es legítima y que los robos no hacen parte por lo que ellos reclaman al gobierno.

Este lunes, las autoridades chilenas elevaron a 11 la cifra de muertos, la mayoría en Santiago, en medio de la anarquía que se vive desde el pasado viernes, que comenzó con una protesta contra el alza del precio del metro, en esa ciudad.

“La cifra de fallecidos oficiales que tenemos que lamentar en estos últimos dos días es 11. Tuvimos tres fallecidos anteayer y 8 fallecidos el día de ayer domingo”, dijo a periodistas Karla Rubilar, intendenta de la Región Metropolitana.

Entre esos muertos está un colombiano, que fue asesinado a tiros en circunstancias que todavía se investigan, aunque el alcalde de Santiago Felipe Alessandri señaló que habría estado inmerso en saqueos.

Además, hasta ahora, hay más de 1.000 personas detenidas por no respetar el toque de queda decretado por el presidente Sebastián Piñera y cientos de heridos entre civiles y policías.