La joven, que en un video se describe como una persona “muy aficionada” a hacer productos de cosmética natural (como jabones y cremas para la piel), contó que su accidente con la sosa cáustica (o soda cáustica) ocurrió el pasado 11 de junio.

Según su testimonio, ella aún no entiende si el hecho se debió a un descuido de su parte o porque bajó la guardia; el caso es que ahora Marta —que se siente “contenta de estar viva”— busca la forma de no quedar ciega.

En las imágenes que compartió, se evidencia el terrible daño que el químico causó en sus ojos; allí, ella también asegura que si bien sufrió “quemaduras muy severas”, los médicos tratan de darle ánimo diciéndole que su juventud y los avances tecnológicos la ayudarán para que no quede ciega del todo.

“Sorprendentemente, estoy muy optimista y superanimada”, añadió Marta, quien también lanzó una campaña en Go Fund Me para recaudar fondos e invertirlos en sus facturas médicas, pues la atención médica en Estados Unidos le está saliendo bastante cara.

Aunque el objetivo era reunir 75.000 euros (unos 314 millones de pesos), la página web de su campaña muestra que la meta se cumplió hace rato y que, de hecho, superó las expectativas: al momento de escribir esta nota, el acumulado iba en 161.907 euros, equivalentes a 678 millones de pesos.

A continuación puede ver el video de Marta: