En medio de las amenazas, los sujetos (3 hombres y 2 mujeres de piel blanca) le dijeron a Leon que no les importaba su “vida negra y las cosas del Black Lives Matter” (las vida de los negros importan), informó Fox News.

“Siendo amenazado y temiendo por mi vida, me sentí obligado a sacar mi arma legal para salvar mi vida, y cuando lo hice, finalmente estas personas retrocedieron el tiempo suficiente para que yo llamara al 911”, contó el pastor, según la cadena de noticias.

Al llegar, los policías esposaron a Leon y tomaron su arma mientras hablaban con las 5 personas que lo amenazaron de muerte; en ese momento, ellos continuaron haciéndole comentarios discriminatorios, señaló el mismo medio.

“Sentí que me habían linchado sin que me hubieran matado”, afirmó el religioso, quien, según CBS News, calificó lo ocurrido como “el evento más humillante, deshumanizante y condenatorio” de su vida.

De acuerdo con los 2 medios citados, la policía del estado de Virginia tuvo que disculparse con Leon por lo sucedido; además, se inició una investigación que avanzará mientras 2 policías involucrados permanecen en licencia no remunerada.