El video captura imágenes del objeto cuando traspasa la atmósfera. Todo indica que este iba directo al mar, por lo cual no hay rastros de él, por fortuna.

De acuerdo con Bramon, Red Brasileña de observación de Meteoros, el asteroide tenía un peso aproximado de 16 kg.

El hecho de que no existieran daños y víctimas, se debe a la desintegración del mismo a unos 36 km de altura antes de haber llegado al mar, señala FayerWayer.

El meteorito se alcanzó a ver en el Estado de Santa Catarina y en los municipios de Taquara y Torres, según Bramon.