La víctima  —identificado solo como Mohamed— aseguró al portal NIUS que iba solo en el vagón y por eso aprovechó para quitarse la máscara:

“La llevaba puesta, pero me la bajé a la barbilla porque no había nadie a mi alrededor y quería respirar mejor”.

El pasajero agregó que nunca les puso “la mano encima” a los guardias, pero que sí intentó defenderse, pues, según su versión, uno de ellos lo agarró del cuello mientras el otro lo golpeaba en el mentón y en el ojo.

Mohamed, que calificó lo sucedido como “denigrante”, acudió a las autoridades el pasado lunes (un día después de los hechos) y puso la denuncia respectiva contra los guardias.

Ante lo ocurrido, la operadora ferroviaria de España apartó de sus cargos a los agresores y anunció una investigación para aclarar lo ocurrido, reportó el diario El País.

“No permitiremos acciones de este tipo en nuestros trenes”, concluyó la operadora, de acuerdo con el periódico español.

A continuación, las imágenes de la agresión: