El veterano de 93 años, Thomas Cuthbert se saludó con Donald Trump y luego le dio la mano a Melania, y de inmediato le preguntó al mandatario si esa era su esposa.

Cuando el presidente de Estados Unidos le respondió que sí, el veterano dijo: “¡Oh! Es una linda dama, ¿verdad?”.

Acto seguido, los Trump se rieron del comentario, y Cuthbert siguió con el coqueteo: “Si no fuera por usted y yo fuera 20 años más joven…”, expresó queriendo decir que podría conquistarla.

Donald Trump continuó sonriendo y muy amable le reconoció: “Podría manejarlo, de eso no hay duda”, para luego agregar, en un tono más serio: “Lo tomo como un honor para mí, créeme, muchas gracias”.

Este jueves 5 de junio se llevó a cabo en la ciudad de Portsmouth (Inglaterra), con participación de la reina Isabel II y varios miembros de la familia real británica, el evento de conmemoración del día D (6 de junio de 1944), jornada en que los Aliados dieron un fuerte golpe al ejército nazi de Adolf Hitler.