El 6 de junio de 1944, fuerzas del Reino Unido, Estados Unidos, Canadá y Francia atacan a las alemanas nazis en la costa del norte de Francia, en la que se considera la mayor operación de la historia militar y que marcó el comienzo de la campaña para liberar a la Europa ocupada por el ejército de Adolf Hitler.

Al final del día, más de 300.000 hombres se enfrentaron cara a cara en las costas de Normandía y 11.500 aviones de los Aliados lanzaron 11.912 toneladas de bombas sobre las defensas costeras alemanas.

La operación Overlord fue planificada durante todo un año, en cabeza del comandante supremo de los Aliados Dwight David Eisenhower y tenía como fecha prevista para su ejecución el 5 de junio de 1944, pero debió posponerse 24 horas por las malas condiciones meteorológicas y marítimas.

Los Aliados transportar más de 156.000 uniformados, 133.000 por mar y los restantes (23.000 por aire); mientras en las playas de Normandía (Utah, Gold, Omaha, Juno y Sword) habían un poco menos de 150.000 soldados nazis, protegiendo la entrada a la Europa occidental.

Según relatan los historiadores, Adolf Hitler dormía a mitad de la operación (alrededor de las 5 de la mañana locales) y sus generales más allegados consideraron irrelevante despertarlo porque no creían en un ataque tan masivo como lo fue.

Sin embargo, para las 10 de la mañana fue despertado por su entorno e informado de lo sucedido.

Durante todo el día D unos 4.400 combatientes de las fuerzas aliadas perdieron la vida y otros 9.000 resultaron heridos; mientras las fuerzas alemanas perdieron entre 4.000 y 9.000 hombres.

El comienzo de la liberación de Europa occidental no fue fácil debido a la fuerte resistencia alemana pero los aliados liberaron París a finales de agosto de 1944, luego de batallas diarias.

Para entonces, el 10 % de los dos millones de combatientes de las tropas aliadas llegados a Francia habían muerto, estaban heridos o desaparecidos.