La policía publicó el video, que fue capturado gracias a las cámaras de seguridad ubicadas afuera del bar Ned Peppers, donde se ve como un par de oficiales dieron de baja a Betts, un par de segundos antes de que entrara al establecimiento. De haberlo logrado, el número de víctimas hubiera llegado incluso a 100.

El joven, que estaba equipado con un chaleco antibalas y un rifle de asalto tipo AK-47, abrió fuego en la zona de ocio y vida nocturna más transitada de la ciudad alrededor de las 1 de la mañana de ese domingo, tan solo 14 horas después de la masacre ocurrida en El Paso, Texas.

Dejó nueve muertos y 27 heridos en menos de un minuto antes de ser abatido a tiros por policías que, afortunadamente, patrullaban el área.  Su hermana, Megan Betts, de 22 años, es la más joven de los asesinados; mientras los otros ocho son tres mujeres y cinco hombres de entre 25 y 57 años.

Betts mató a su primera víctima dentro de un callejón cerca de Fifth Street. Después, se dirigió hacia esa calle donde terminó con la vida de otras ocho personas.

Si no hubiésemos tenido policía en la zona y los miles de personas que estaban disfrutando de su noche del sábado, lo que habría sufrido esta ciudad hubiese sido terrible“, dijo Nan Whaley, alcaldesa de la ciudad.

A continuación, en video, el momento exacto donde dan de baja al asesino: