El accidente ocurrió la medianoche del sábado en el Hollywood Park, que funciona en el predio del Jockey Club de la capital sanjuanina, a 1.100 km al noroeste de Buenos Aires.

Allí una de las atracciones -una rueda de la fortuna que gira y oscila a la vez en forma de péndulo- quedó trabada en su altura máxima y girando sin cesar, sin que los operadores del parque pudieran desactivarla.

En medio de los gritos desesperados de las víctimas y sus familiares, los bomberos lograron detener el mecanismo, pero necesitaron montar un sistema de cuerdas para bajar de a una a las personas atrapadas mediante una grúa, informó la prensa local.

El dramático rescate se prolongó hasta el amanecer, cuando la última víctima, un niño de 12 años, logró ser puesta a salvo.

Las tareas de rescate fueron bastante dificultosas, el juego se encontraba suspendido y con una inclinación importante“, dijo el bombero Carlos Poblete al canal TN.

Según relató, “las víctimas estaban en pánico. Se tardó mucho en destrabar la máquina y rescatar a cada una de las personas“.

Había gente de entre 10 y 34 años“, indicó, y consideró que el rescate hubiera sido aún más problemático “si la máquina se hubiera trabado con las personas cabeza abajo”.