Continuaremos con la vacunación con personas mayores de 60“, anunció en rueda de prensa la ministra española de Sanidad, Carolina Darias, tras una reunión con los responsables regionales de salud.

Otros países europeos adoptaron medidas similares con el biológico de AstraZeneca. Francia y Bélgica administrarán la vacuna a mayores de 55 años, mientras Italia, Alemania y Holanda la reservarán a mayores de 60.

Horas antes, la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) estimó que los trombos que han sufrido personas vacunadas deben considerarse un efecto secundario “muy raro” del inyectable del laboratorio sueco-británico.

La región española de Castilla y León había anunciado el mismo miércoles la suspensión de la vacunación con la vacuna de AstraZeneca por precaución, antes de anunciar su reanudación.

Hasta hoy, las autoridades sanitarias españolas administraban esta vacuna a personas de entre 18 y 65 años, así como a trabajadores esenciales de más de 65 años aún en actividad.

En Colombia, esta vacuna se iba a usar inicialmente para el personal de la salud que faltaba por inmunizarse, pero esta semana se anunció que ahora las dosis disponibles de este laboratorio se usarán en los adultos mayores que se están vacunando hasta ahora, en la segunda etapa de vacunación, o sea los mayores de 70 años.

A diferencia de España, la razón del cambio en Colombia sería que se retrasó el envío del siguiente lote de dosis de Sinovac. Aún así, el Gobierno reconoció este miércoles que había dudas sobre los efectos secundarios, pero dijo que no interrumpiría su aplicación en el país.