“¿Saben por qué vamos a ganar en Nuevo México? Porque quieren seguridad en las fronteras”, dijo Trump durante un discurso pronunciado en Pittsburgh, antes de cometer el error.

“Y estamos construyendo un muro en la frontera de Nuevo México, y construimos un muro en Colorado”, prosiguió, prometiendo “un muro magnífico, un gran muro que funcione realmente, por el que no se puede pasar por encima ni por debajo”.

“Y estamos construyendo un muro en Texas, y no estamos construyendo un muro en Kansas, pero se beneficiarán de los muros que acabo de mencionar”, añadió, acertando ahora sí en un estado que no es fronterizo, y que incluso es vecino de Colorado.

La construcción del muro en la frontera entre Estados Unidos y México es una de las promesas principales del multimillonario republicano en la campaña electoral de 2016, pero está tardando en concretarse, ya que el Congreso se niega a desbloquear los fondos necesarios a su financiación.