Un grupo de taxistas quisieron hacer justicia propia con los delincuentes que habían atacado y disparado contra un conductor, quien falleció al ingresar en el hospital al que fue trasladado por las autoridades.

La Policía Nacional Civil detuvo a uno de los taxistas, a Edy Guillermo Tánchez, de 26 años, a quien identificaron como el principal responsable de haber rociado con gasolina y prendido el fuego encima de los supuestos sicarios.

Según la portavoz del hospital, el segundo más grande de Guatemala, Claudia Benavente, los dos supuestos criminales se encuentran “en estado crítico por la gravedad de las quemaduras” y están “siendo estabilizados en el área de shock”.

Los dos ingresados al centro médico fueron identificados como Roger Ronal Gómez Carrillo, de 23 años, y Edwin Herrera, de 19.

Según el parte policial, Tánchez, a quien lo enviaron ante el juez competente para su procesamiento, y un grupo de “supuestos taxistas” fueron los responsables de haber “vapuleado” a dos personas “a quienes sindican de ser los presuntos responsables de haber realizado un ataque armado momentos antes” a otro taxista, quien falleció.

La policía aseguró que agentes de la institución se presentaron al sitio, en el bulevar El Naranjo, en la zona 4 de Mixco, pero “al momento de tratar de evitar el linchamiento (a los presuntos pandilleros) la turba optó por incendiar la motocicleta policial”.

En respuesta a la detención del conductor, el grupo de taxistas cerró las calles aledañas al juzgado de Mixco y amenazó con paralizar vías principales de la ciudad de Guatemala.

Según la fiscalía de ese país, en 2018 fueron capturados 903 pandilleros por el delito de extorsión en un total de 1.466 allanamientos en los que también fueron decomisadas 182 armas de fuego que eran utilizadas por las estructuras criminales.

Solo el año pasado, recibió 4.015 denuncias por extorsión.