Así lo expresó Juan Manuel Santos en una entrevista con el diario El Mundo de España, en la que hablaba sobre su libro ‘La batalla por la paz’.

Santos asegura que eso es posible, así las posiciones en apariencia sean irreconciliables y para ello evoca su acercamiento con el fallecido Hugo Chávez para que el venezolano participara en el proceso de Paz entre el gobierno colombiano y las Farc.

“Yo le dije a Chávez: ‘(…) Nunca voy a ser un revolucionario bolivariano. Y usted nunca va a ser un demócrata liberal, pero podemos respetarnos nuestras diferencias y luchar por un bien común que nos beneficie a todos”, recuerda Santos, al tiempo que compara esa situación con el diálogo que en su momento sostuvieron el líder estadounidense Ronald Reagan con su homólogo ruso Mijail Gorbachov, que dio como resultado la reducción del arsenal nuclear.

Santos agregó: “Uno puede tener unas diferencias profundas y, sin embargo, tener comunes denominadores. Eso también es una lección para el mundo entero”.

Finalmente, opinó que para que la estrategia del autoproclamado presidente interino Juan Guaidó funcione, primero debe asumir sus funciones, una vez el régimen de Nicolás Maduro se haya desmontado.