El suceso aconteció en la madrugada del domingo en la ciudad de Rosario, Argentina, y el chofer del camión de basura relató los hechos al diario local La Capital.

“Veníamos trabajando normalmente. Mi compañero se bajó, barrió alrededor del contenedor y levantó la tapa. Es algo que hacemos siempre para ver si no hay una persona, un perro o un gato”, explicó el hombre en el mismo medio.

Sin embargo, el asistente del conductor no vio al habitante de calle y siguieron con su trabajo, hasta que escuchó un quejido cuando estaba bajando el compactador del camión, señala el mismo medio.

“Lo único que escuché fue una queja y enseguida apreté un botón de emergencia que detuvo el equipo. En ningún momento este hombre gritó o pidió auxilio”, añadió el argentino a La Capital.

Cuando revisaron de qué se trataba, vieron al indigente, que posteriormente fue rescatado con la colaboración de los bomberos y posteriormente trasladado a un centro médico, donde atienden las lesiones de traumatismo de tórax y dislocación de columna, finaliza el rotativo rosarino.