De acuerdo con las autoridades locales, Vazina llevó a sus tres pequeños hijos a un bosque (que registraba una temperatura de -15 grados centígrados), los desnudó y abandonó para que murieran congelados, informó Europa Press.

La agencia de noticias, igualmente, señaló que un residente de esa zona encontró a los tres menores de edad y alertó de inmediato a los equipos de emergencia. Asimismo, afirmó que los niños fueron trasladados a un centro médico de Moscú.

“Los tres pequeños sufrieron graves quemaduras por congelación e hipotermia y habrían muerto de exposición si no hubieran sido rescatados. La mujer también sufrió algunas heridas por congelación en la espalda, piernas y pies”, precisó la Policía de Rusia.

Los informes oficiales del caso, citados por el Daily Mail, indicaron que la mujer se había vuelto bastante religiosa en los últimos meses y que estaba cansada “vivir en pecado”, ya que tuvo una aventura con un hombre casado.

Pese que no entregó mayores detalles, el cuerpo de seguridad ruso confirmó que la joven madre de 33 años fue internada en una clínica psiquiátrica y acusada formalmente de asesinato, agregó el impreso inglés.

Vazina, según las investigaciones, intentó quitarse la vida después de dejar a sus tres hijos en el bosque. Europa Press, finalmente aseguró que uno de los menores está en coma inducido, mientras que los otros dos se encuentran en cuidados intensivos.