Ya son tres los casos en los que una grúa ha tenido que recoger las patrullas sin neumáticos, un caso que tiene confundidas a las autoridades de esa localidad, informa el portal WTVY.

Los ladrones han dejado los carros sobre ladrillos. El jefe de la policía de Jackson dice que esos robos no le vienen bien a la reputación de la fuerza ni al presupuesto, que es bastante limitado, al punto que la fuerza policial está corta en 100 efectivos, por falta de recursos, revela el Clarion Ledger, que informa que el número actual de uniformados es de unos 300.

El denominador común de las patrullas desvalijadas es que llevaban estacionadas algún tiempo, por lo cual la policía no tiene clave de en qué momento fueron robadas, ni poseen videos de seguridad de las zonas donde los robos ocurrieron.