La pareja, conocida en YouTube como La Familia Anasala, compartió un video en el que se ve cómo la torre Burj Khalifa —la más alta del mundo, con 828 metros— se ilumina de azul, revelando que el bebé sería un niño.

De acuerdo con el New York Post, la iluminación de ese edificio —ubicado en Dubáile habría costado unos 95.000 dólares a la pareja, es decir, más de 352 millones de pesos.

“Hemos estado esperando este día durante dos meses”, manifestó Asala en el video, según la traducción del medio estadounidense. Entre tanto, el esposo aseguró lo siguiente:

“Quisimos hacer algo especial y memorable a la vez para que cuando la familia mire hacia atrás, vea lo que construimos y creamos”.

A continuación puede ver el video de la revelación de sexo: