El PSOE, que tenía 84 diputados en el Congreso en la anterior legislatura, “ha ganado las elecciones” celebradas este domingo, anunció la ministra portavoz, la socialista Isabel Celaá, en una conferencia de prensa, con el 91,48 % de los votos escrutados.

Además, los socialistas se han asegurado la mayoría absoluta en el Senado.

Estos comicios registraron una participación del 75,78 %, una de las más altas desde el retorno de la democracia en España con las elecciones de 1977, en las que el Partido Popular (PP, conservadores) registró el peor resultado de su historia y la ultraderecha entró con VOX en el Congreso de los Diputados.

El PP, que tenía 137 parlamentarios, obtuvo el 16,70 % de los votos y 65 diputados, mientras que el liberal Ciudadanos (C’s) se le acerca peligrosamente con el 15,78 % y 57 legisladores (antes 32).

La coalición izquierdista Unidas Podemos (UP) obtiene el 14,31 de los sufragios, con 42 diputados, una caída frente los 71 con que contaba hasta ahora.

El ultraderechista Vox irrumpe con fuerza en el Parlamento con 24 escaños gracias al 10,24 % de votos a escala nacional.

El partido catalán ERC, independentista de izquierda, aumenta hasta el 3,86 % de los votos y 15 diputados, frente a los 9 que tenía hasta ahora.

Con estos resultados, Sánchez podría lograr una mayoría de Gobierno (176 escaños) que reúna a UP, los nacionalistas vascos del PNV (6 diputados) y algunos partidos de izquierda de menor entidad.

Los comicios se desarrollaron “con tranquilidad y sin incidencias”, destacó el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, en la misma conferencia de prensa.