En videos, profusamente compartidos en redes sociales, se ve el momento exacto en que los rescatistas encuentras al hombre y lo sacan de los grandes pedazos de cemento, tras el suceso ocurrido en la ciudad de Quanzhou.

En la tarde de este martes, los trabajadores escucharon por primera vez que el hombre entre los escombros estaba usando un detector de vida, dijo el Cuerpo de Bomberos de Quanzhou en su cuenta oficial en Weibo, China-quarantine-hotel-collapse-toll-jumps-20.html?ito=social-twitter_mailonline">citado por el Daily Mail.

Los equipos de rescate encontraron su ubicación al escanear las áreas cercanas, golpeando los escombros y gritando en las grietas usando un altavoz. 

El hombre respondió alrededor de las 2:00 p.m. (hora local) a los rescatistas, quienes luego le pidieron que golpeara la pared para decirles si había otros cerca de él

Después de confirmar que él era el único atrapado en el lugar, los bomberos comenzaron a quitar los escombros utilizando herramientas y sus propias manos. 

Finalmente abrieron un pequeño pasaje lo suficientemente ancho como para que una persona ingrese para alcanzar al hombre.

El número de muertos por el colapso de un hotel utilizado como instalación de cuarentena en el este de China ascendió a 20, y otros 10 personas aún podrían estar atrapadas bajo los escombros, informaron el martes autoridades locales.

Según el ministerio de atención a Situaciones de Emergencia, 41 personas fueron retiradas de los escombros con diversas heridas.

El edificio en la ciudad costera de Quanzhou había sido reutilizado para albergar a personas bajo sospecha de contagio con el nuevo coronavirus.

Sin embargo, el edificio se derrumbó en la tarde del sábado, dejando apenas de pie la estructura de acero.

El hotel Xinjia, de 80 habitaciones, había sido convertido recientemente en punto de acogida y cuarentena para personas que tuvieron contacto con pacientes contaminados por el nuevo coronavirus.

Sin embargo, de acuerdo con el periódico Quanzhou Evening News, todas las personas que estaban alojadas en ese centro de cuarentena habían arrojado resultado negativo a la contaminación con el COVID-19.

Quanzhou, una ciudad costera, tiene registrados 47 casos de COVID-19. El hotel fue inaugurado hace apenas dos años.